sábado, 28 de abril de 2007

Casi un delirio

Sonó el despertador y casi como todos los días, salió de la cama e hizo las mismas cosas de costumbre.
Casi se bañó, casi calentó el café, casi se lavó los dientes y se peino casi automaticamente.
Abrió el placard y seleccionó casi como siempre la misma ropa, el mismo jean, la misma remera.
Prendió la radio y casi escuchó la temperatura para asegurarse de la correcta elección.
Tomó el café, casi con azúcar y comió media tostada con queso blanco y dulce de ciruelas.
Y tengamos en cuenta que media tostada es casi una tostada.
Revisó que no faltaran las llaves dentro de su morral recién traido de Temuco, y casi salio a la calle, pensando que el sol iba a lastimar sus ojos casi gastados de tanto llorar...camino serenamente pensando que como casi todos los días, casi todo lo que necesitaba estaba con ella.

De pronto casi se dio cuenta, que el calor de sábado a la mañana le entibiaba la piel, que alguien casi cercano había bautizado dorada como el trigo bañado por el sol.
Y entonces recordó....y casi llora, pero en ese casi intento de llanto se dio cuenta de por que casi todo era igual o diferente, según como se mire, y busco en su morral recién estrenado, el dolor de todas las mañanas y entonces, casi ella, volvió rápidamente sobre casi cada uno de sus pasos, y cuando llego al principio de esa mañana casi, entendió que casi sin saberlo, había empezado a casi abandonar la pena...ahora casi pena....

5 comentarios:

Uninvited dijo...

Casi no lo entiendo... pero casi al final me pareció que casi sí.
No es preferible el casi recordar que el casi olvidar? Me parece que tiene menos carga emotiva, o sea... casi una carga :s

Excelente! No casi, TODO :D
Kisses. Seguimos en Floyd mode, no crea ;)

*AntagoniSta* dijo...

Casi que me dejas sin aire, pero como sentí que casi me asfixiaba le metí un suspiro fuerte para sentirme casi viva, como casi siempre.

Uf! espero no andar desparramando virus en los comentarios (esta angina me está casi matando!)

Un besote engriposo, casi sin mocos. =:)

Anamundi dijo...

¡Cómo me ha gustado esto!

¡Sin casis! ¡Me ha gustado rematadamente!

Así, casi de pronto, casi sorprendiendo, casi milagro, casi previsible, casi sin que nos demos cuenta cómo... llega la sanación. Porque ninguno de los estadios para salir del marasmo se da en vano. Todos conducen a lo que somos llamados como mejor opción (siempre decidimos) a ser plenos y disfrutar este tránsito. Volverás a reir. Ya lo verás

Me alegra tanto

A veces yo dijo...

Un:Inestimables sus casis, me encanto su intervencion.Lo del Floyd mode, es dificil salir...estamos igual.
Besos que no son casi

Anta: Espero ya estes mejor, y si vienen los viruses, que se vengan nomas, no saben con quien se meten!! Gracias por pasar pañuelo en mano y esta vez nopor los lagrimones.
Besos y mejorias

Ana: Rematadamente, gracias!!! ( me encanta la palabra rematadamente) no creo merecer tanto viniendo de alguien con tu sensibilidad, pero...
Besos miles

Paz dijo...

Me encanta como vas describiendo tu cotidianidad y en ella encuadràticamente como te vas sintiendo .

Paz/