miércoles, 25 de abril de 2007

Deshoras


Hoy no hay besos de horas ni deshoras, quedaron escondidos detrás de los abrazos sin destino y los unos y los otros planean su fuga taciturna del olvido.
No hay sonidos que viajen en el aire llevando un amor hecho palabras ni trayendo el plácido abandono que se corresponde.
Las ganas de los ojos encendidos de encontrarse entre miles, se fueron apagando con el llanto y el enigmático silencio sanguinario quedó flotando en el aire viciado, empezando a convertirse en pestilente... todavía imperceptible...
Sobre el banco de plaza, lanzadas las preguntas, ahogadas las respuestas.
La pasión desatada en la huida de la noche, hecha grito de muslos en el ardor que sube hasta el pecho y baja flamante hasta el sexo que se busca y encaja con la perfecta armonía de lo que se construye a un tiempo, la desnudez como único elemento, como inefable abrigo en el alba tardía del otoño.
Pero el horror, muy cerca, en franca vigilancia.
La muerte espera siempre en un jardín abandonado, alimenta alimañas que ansían un hueco en el que poder anidar, royendo ilusiones que se escapan en cada suspiro, en cada exhalación.
Y el sueño que sorprende y permite que se rindan cuerpos y almas al desmayo, creyéndose mecidos en los brazos de fortunas venideras, ignorando la presencia letal, que acechando a su presa, sigue alimentando con morbosa parsimonia, a las ratas ansiosas que esperan sabiendo que el perfecto lugar para anidar es próximo y seguro.

6 comentarios:

Anamundi dijo...

Es muy triste esto... ¿No ha quedado nada salvable, nada rescatable, desde el amor como razón de ser del espíritu, ya que no desde el amor romántico? Siempre lo hay, pero se nos pierde entre el dolor y la rabia.

Mi principal problema siempre ha sido mi empecinamiento en los finales felices, aun distando de lo ideal o lo anhelado.

En fin... sólo me abro a interrogantes, acto bien poco útil sabiendo que las respuestas sólo las tiene quien vivencia lo relatado.

Sin embargo no quiero irme hoy sin recordarte que hay cosas significativas, atesorables y trascendentes que ningún bicho de uña puede roer. Cosas que no acaban, se transforman; que son lo que fueron y no pueden proscribirse a la nada; cosas eternamentes salvadas para lo bueno si dos voluntades optan por ello o una es lo suficientemente noble y fuerte como para perdonar y resguardar lo que alcanza desde su patio.

Un abrazo,

Ana M.

Paz dijo...

Estoy presente , mis órbitas te leen atenta a veces no puedo comentar me quedo sin palabras pero admirada .

Paz/

Flor dijo...

No sé por qué, pero me vino a la cabeza una frase de Los Redondos:

"Algún día será esta vida hermosa y me someto por eso a tu voluntad"

Besos y abrazos de esta ciudad que nos lleva y trae a su antojo :)

Gabriel dijo...

Tengo una amiga de Santa Fe que tiene una interesante teoría acerca de los Hombre Gato, que no solo las mujeres son gatos ;)
Entonces, digo... ante semejante panorama hiperpoblado de ratas... no se... por ahi te vendría bien conseguirte un gatito ;)

jajaja
Bueno, ya lejos de la joda... muy lindo relato, como siempre. Triste, sí, pero si sale así de las tripas hay que dejarlo y que fluya.
Como dice una canción "que pierda su atractivo la tragedia por si algún día se va"

Besotes!!
Ah.. y me dejaste doliendo los huesos nomás.. jeje
Pero que lindo abrazo :)

A veces yo dijo...

Ana: Cuanto mas reciente, mas duele y con menos claridad se ve a causa de las lagrimas, pero el tiempo llega trayendo de su mano a la calma y seguramente al entendimento. Ese sera el momento de poder revolver entre las cenizas y encontrar lo que quedo intacto...
Traes sabiduria a mi casa y eso se agradece.

A veces yo dijo...

PAZ: A mi me pasa con lo tuyo, lo cual es lógico, en mi caso...un honor viniendo de vos.

Flor: Buena frase, muy buena...Te retribuyo los besos y abrazos...y de los antojos de tu ciudad...y la mia...mejor ni hablar! :(

Gaby: Tirando a tigre, necesitaria...y me interesa la teoria....cuando pueda, desarrolle....
La tristeza se ira yendo, para dejarle paso a otra...jaja (pesimista la mina)
Va un mimo en la espalda para que pase el dolor de la osamenta que yo misma cause...
Besos, pibe y me encanta lo que leo por tu home!!