viernes, 23 de marzo de 2007

Quiero llegar, sin atajos, como deba llegar
que me estés esperando, no con impaciencia
sino con esperanza
Quiero llegar, sin apuro, cuando deba llegar
Que me estés recibiendo con sonrisa serena
con anhelo apacible
Quiero llegar con sol, que me estés asilando
con frescura de río
y si es noche, o es frío, con abrigo de arrullo.
Quiero que me confirmes, con mirada de luna
que estos siglos de espera
valieron la pena
y también la alegría


5 comentarios:

*AntagoniSta* dijo...

Quiero llegar y que me confirme: valió la pena. Sí que valió la pena
mi tiempo de espera, ay! enhorabuena
valió la pena...

Gracias!! de repente leí el reflejo de mi parte dormida... ahora bosteza... ahora se despierta.
Besitos y aplausos!

marton dijo...

Hola! vi luz y subí...
Me gusta tu escritura y esa visible calidez que te dan más de cuarenta otoños sobre la tierra... cosa que en los weblogs no es tan frecuente. Volveré a verte...

A veces yo dijo...

Antagonista: Lindo lo que me decis!! Entonces, valio la pena!!

Marton: Bienvenido y gracias!! Te espero!

Flor dijo...

No me canso de soñar con poder manejar el tiempo y la distancia alguna vez... o con poder haberlo hecho unos meses atrás.
Hermoso, sobre todo el final...

A veces yo dijo...

Flor:
siempre hay tiempo, como dicen por ahi...nunca es tarde, siempre es todavia.
Gracias por tus elogios...