jueves, 29 de marzo de 2007

Pido perdón a los presentes
por este abandono radical de compostura
ya volveré a mi centro
dejando al norte definitivamente en el olvido
Las letras que preceden a estas letras
se escaparon furtivas del alma enceguecida.
Mi espíritu tornará otra vez en libre
cuando despierte del oscuro sueño.
Por ahora me voy muy sigilosa
no quiero despertarlo esta mañana,
tuvo una mala noche, larga y triste
y lo dejo dormir...
tal vez se encuentre
todavía en el encantamiento
y quiero prodigarle mil caricias
antes de recordar la puñalada.

3 comentarios:

*AntagoniSta* dijo...

Simplemente, te regalo un abrazo y un rayito de sol.

Por más oscura que sea la noche, la esperanza del sol nos abriga.

A veces yo dijo...

Antagonista:
Gracias ángel....tu abrazo me hizo llorar...y bien que me hacía falta...

Paz dijo...

Yo te espero y me solidarizo , tal vez estas singulares palabras mias puedan hacer un poco de compañia -

Paz/