martes, 30 de junio de 2009

De Corazones - 1

Nada sucede casualmente...eso es sabido
No hay acción que sea producto del azar...todo tiene una maravillosa coexistencia con el Orden Universal...
Eso hace que sea hoy y no otro día...
Eso hizo que fuera hoy y no otro día...
Salí a la calle a buscar el silencio...ese en el que nos encontramos vos y yo, frente a frente a debatir nuestros asuntos...mientras caminaba hacia un lugar donde la música nos haría poner una pequeña pausa, una especie de tregua en la disputa...
En el frío trayecto...cielo despejado....estrellas lejanas...traté de exponerte mis razones, enarbolé con tenacidad mis argumentos, te repetí casi textuales las palabras, como quien cita a un sabio...
Vos, simplemente escuchabas sereno....con esa tranquilidad que me exaspera, sabés que me exaspera...porque se que me vence...que me torna inevitablemente vulnerable...
Por suerte, para darme un respiro y el tiempo necesario para recobrar el aliento, llegué un segundo antes de darme por vencida al lugar indicado...
La música, la gente y las charlas acordes al momento...suspendieron la contienda y la segura derrota a la que me dirigía sin salvación alguna...
Se que en esas circunstancias, se te hace menos clara la visión de la cosa, y me dejas actuar, como si te dominara un cierto sopor y un "dejarte llevar", debe ser que tantas voces te confunden y unos acordes mas o menos te distraen un poco del asunto...solo un poco, lo se...pero alcanzo a mostrarte lo que puede venir, lo que sería si por fin decidieras ceder... "Te vi bailar, mujer de mil colores...etérea, reflejando la luna en la plata de tu pelo..." sonó casi magicamente sincronizado con mi intencionalidad....
Se hizo tarde y sigue haciendo frío...el cielo está igual de despejado y las estrellas tan lejanas como cuando salimos...
Dejé que me trajeran para mantenerte en ese estado de distracción...
Entré...subí la escalera casi sin pisar los escalones...
Vos serás muy valiente, pero mis pies son rápidos....
De todos modos...no es mas que una demora...mañana, ya hoy en realidad, estará restablecida tu firmeza y sin duda...volverás a la carga...

5 comentarios:

Flor dijo...

Yo te quiero aunque seas porteña :)
Ya nos vamos a ver.
El otro día me acordé de vos porque anduve por la casa de mi amiga... supongo que te imaginás de cual.

Te mando un besote.

Leandro dijo...

Mirá que parecidas resultaron las historias en algún punto. Cuando sabés que seguramente volverán a la carga, o esperamos pacientemente sucumbir o presentamos una lucha descarnada por seguir viviendo (sea cual fuere la contienda).
Un placer leerte
Beso

Anónimo dijo...

Ese "volver a la carga" es un problema...pero no hay ninguno que no se resuelva con fe y trabajo.

María de Jesús dijo...

es cierto, todo responde al Orden Universal...todos somos parte de el...muy bellas tus palabras¡

Tomás Mielke dijo...

me ha encantado la foto de tu perfil, y más aún estas letras tan sentidas, sabes bien que cualquier acción tiene su reacción aunque nunca sabremos qué efecto puede producirse, esperar o no esperar, esa es la cuestión para prevenir la carga,
un besote grande, amiga mía que pronto volvermos a leernos de nuevo como antes pero ahora estoy aprendiendo mucho dem i hijo