viernes, 4 de mayo de 2007

Si yo pudiera recordar la última palabra,
seria sin dudarlo, el tramo inaugural de la sonrisa.
Pero la llovizna que baña esta mañana
y el sueño sorprendido de repente
borraron los rastros que quería conservar
Siempre hay un Judas en la historia
y los trenes de carga que transportan las almas
no se detienen en ninguna estación
a menos que el gozo se lo pida.
De tu desespero a mi esperanza
hay un sinfín de esmeros y razones
y una desolación de multitudes.
Y el miedo patrullando los sentidos
no deja respirar.

2 comentarios:

Uninvited dijo...

Hay un Judas en la historia, y un Pedro que nos niega...
...y un gallo que le canta cuando ya es tarde.
Y siempre nos quedamos solos, como el loco de la cruz, como el boxeador en su sillita.
La pucha!

a veces yo dijo...

Un: Pero mientras haya gente como usted....hay paño pa aguantar a Judas, y la negacion de Pedro y despues del gallo canta el ruiseñor anunciando la llegada del nuevo día.
Y no estamos solos, claro que no...porque alguien me dijo: "No te entregues por favor"
Gracias ...la pucha, no??