sábado, 8 de junio de 2013

La felicidad puede adoptar muchas formas...tener la forma del cuerpo de una mujer con cuello de ébano...y  espalda de fino maple...cantar con  dulce melancolía y dejarse abrazar mansamente...
Ser plana y fría y transformarse con el fuego y dejarse llevar hasta volverse circular...con sutiles recovecos y exquisita precisión...
Como sea, entre tanta felicidad, siempre hay un rinconcito empañado por la tristeza...

5 comentarios:

Rocío dijo...

qué alegría me produce volver a leerte Cecis... Y seguir que sigues volando igual, de esa forma tan pausada.

Un abrazo fuerte

Cecis ... funámbula dijo...

Rocio...sigo volando a pesar de todo, a veces, con menos frecuencia, con mas esfuerzo, luchando contra el cemento con el que algunos intentan cubrir mis alas...Y si puedo hacerlo, es porque se que otros siguen mi vuelo con constancia y amor, a pesar de mis abandonos...Gracias!!

Rocío dijo...

Pues me alegra mucho que lo sigas haciendo, y sobre todo que de vez en cuando dejes ver tus lentos vuelos ;**

Anónimo dijo...

Creo entender y me hace feliz lo que creo que entiendo, mejor dicho, lo que me "suena" ;)

Mar y Sol(a veces tenue y otras no) dijo...

Cierto, siempre hay ese rinconcito...pero este, el tuyo es tan tibio!!...
Un placer leerte como siempre.
Abrazo enorme