sábado, 18 de febrero de 2012

El tambièn

Tal vez tarde...pasaron diez dias, pero fue casi imposible procesarlo...
Ese raro estado entre el mal sueño y una  realidad dificil de aceptar...
Orfandad...
Como si alguien cercano, muy cercano me hubiera soltado de la mano...y es un poco asi, crecì con su loca poesìa inentendible para la temprana edad en que lo conoci, con su melodia pegada a mis muñecas  o a aquella jirafa de felpa que no se a donde fue a parar.
Seguramente me resultaba magico  que una muchacha, cualquiera que fuera, tuviera ojos de papel y pequeños pies...y que alguien construyera en su vientre castillos con sus manos, imagenes todas que estaban lejanas a mi entendimiento por aquellos años, pero como sea me acompañaron hasta que pude entenderlas a mi manera de acuerdo a cada epoca y estado de mi vida...lo cierto es que ese es mi primer recuerdo de el...y desde alli, hasta hace diez dias, lo senti tan cerca, tan mio...que hoy se me hace increible su ausencia...aunque cada noche, se que èl rie en una estrella y va a mojarse los pies a la luna

2 comentarios:

Rocío dijo...

Aunque no entienda mucho la entrada... Es un placer volver a leerte :)

Un abrazo...

Ester dijo...

Una ausencia que nos rodea, como decía JLB.