domingo, 20 de enero de 2008

Esta vez...lo dice Freddie

Este señor...de voz inigualable y fuerza inimaginable...me acompañó muchos años...tuvo la mala idea de desplegar sus alas para abandonar este mundo, el dia que yo cumplia 30 años...me sigue acompañando...y hoy...lo dice mejor que yo....

Too much love will kill you
It'll make your life a lie
Yes too much love will kill you
And you won't understand why
You'd give your life you'd sell your soul
But here it comes again
Too much love will kill you
In the end
In the end.


3 comentarios:

Paloma;* dijo...

Cecis:
Leí tu mail. Algo de lo que me dijiste me imaginaba. Nada de disculpas.Acá estoy... estés ausente o no. Acá estoy...
Te quiero.

Víctor Manuel dijo...

Como decía aquella vieja canción, "Gracias por la música".

Y, sí, mi estimadísima... Hay gente que tiene ese don, que como el Cid gana batallas (de cualquier clase que sean, así se trate de las de conquistar las cumbres del arte o las del desafío de adivinarnos en una nota la vibración simpática de un sentimiento) aún después de muerta...

Gracias a Dios, nosotros estamos entre los que aún estamos vivos para batirnos...

Bueno, valga tu referencia anecdótica personal para añadirle también la mía: ese combate póstumo que él justó lo halló en Barcelona, junto con Montserrat Caballé, en un dúo inolvidable, de antología... y creo que recordarás que tengo mi buen o mal 50% de sangre catalana.

Es más, mi señora madre (las madres catalanas siempre son señoras madres, claro), creo que recién a raíz de ese evento lo escuchó por vez primera, entre los discursos de apertura de la fiesta deportiva pronunciados en la que debió haber sido su lengua materna si no hubiera sido prohibida, escondida, anatematizada, silenciada, amordazada y execrada por la dictadura detentada por el hijo bastardo renegado de otra muy digna región -Galicia- que hoy se reclama autónoma en ese mosaico que, como decía Alfonso XIII, son "todas las Españas"... Si no, yo creo que algún día ella se hubiera muerto en la convicción de que música que resuene en la Ciudad Condal sólo podía ser de Serrat o de alguna sardana...

Lo que me extraña es que alguien capaz de vencer e imponérsele al destino hasta tal punto no sea esta vez "De otros mundos", ¿no?

En fin, valga la presente acotación para decirte al paso que ya estamos de vuelta en Buenos Aires, y que, ya que andamos (aunque esta vez, sólo de paso) con referencias a Serrat (¿y por qué no también meterlo por la ventana a Sabina?), Silvina sigue mejor, pero aún como "El pirata cojo" (de vez en cuando, le hacemos un corito alusivo con Agustín: no estará bien ensañarse con los caídos, pero convengamos que si no es con mala onda, hasta es divertido para todos).

Bueno, Tejedora, Hilandera, queda la pregunta pendiente: ¿según cuál analogía y modelo? Penélope no, porque ya dijiste que no destejías. Doña Paula, supongo que tampoco (jodido encontrar higueras en los departamentos rioplatenses, y Dios nos libre de que don Adolfo María hubiera salido como don Domingo Faustino...). Las Parcas, menos: usted no es tan drástica, ni tan solemne ni tan dura con el prójimo, aunque quizás más de lo debido consigo misma... Pero bueno, no sólo de tejidos y tramas de hilos se cubre, se descubre, se teje y se desteje, se trama y se destrama el hombre... Eulogia Tapia cantaba y se desencantaba, sin ir más lejos, y ya sabemos que en su vida hay siempre más de un acorde vibrante vistiendo con sus matices el aire que respira... Será cuestión de ver, de escuchar, de tocar, de oler, de degustar, de sentir, de pensar y repensar atentamente...

Por cierto, mi regalo de Navidad también tenía que ver con una trama, con una tejedora, pero de crochet. ¿Te llegó?

Vaya todo nuestro cariño, y termino aquí, porque lo mío ya resulta abusivo, pero sabrás perdonarme una intervencióm tan larga para compensarte por tanta licencia silenciosa por mi parte durante todo este tiempo parentético. Hasta cuando vos quieras y puedas. Siempre te esperamos... V.-

Paloma;* dijo...

Ceci caete x mi blog cuando tengas un tiempito =)
COmo va?
Besos